diumenge, 2 desembre de 2012

Vaso del sátiro bebedor

En el Museo de Louvre encontramos actualmente un vaso de banquete muy original llamado del sátiro bebedor  o del comasta. Se trata de una pieza única (altura 20'50 cm, diámetro de la base 14'50 cm) del siglo VI a C.

El personaje es un sátiro del tipo llamado por M. Loeschcke "coboldes" lleva zapatos, una piel de pantera a la espalda y tiene el vientre grueso y las piernas cortas. Sujeta un vaso con  la forma y las dimensiones de un skyphos ( σκύφος).

Recientemente se identifica el personaje con un comasta, un participante de un comoun cortejo bullicioso y festivo de bebedores acompañados de músicos, característico en la representación de los simposios (banquetes) y fiestas dionisiacas.

Se considera hecho en Corinto debido a la decoración del vaso, un friso de caballeros, y la policromía. Sin embargo lleva grabada sobre el hombro derecho una inscripción beocia que ha sido grabada después de la cocción


ϙολόδονος εἰμί , soy de Kolodon

Por ello se piensa que hecho en Corinto pasó a manos de un beocio quien escribió su nombre como poseedor y formó parte de su ajuar funerario.

Siguiendo el trabajo de Edmond Pottier (Le satyre-buveur, vase à surprise du Musée du Louvre) el ceramista para acentuar el carácter bromista del sátiro lo ha presentado dispuesto a beber directamente de la crátera. Sin embargo lo que haría de este vaso un divertido juguete en los banquetes y objeto de alegría y sorpresa en las fiestas es su disposición interna. Tanto el sátiro como la parte inferior del vaso están huecos y en el fondo de la crátera hay un agujero que comunica a través de un canal  circular de la base con otra abertura en la base del personaje. 
También dispone de unos agujeros situados, en la coronilla y en la parte alta de la espalda. Así, si están tapados y comenzamos a poner vino en el vaso, se llenará la base y el sátiro hasta un primer nivel (xy) pero no más pues el aire ocupa el resto del volumen de la figura. Seguidamente se llenará el vaso y veremos el nivel del vino en él. Si ahora destapamos uno o los dos agujeros de la cabeza del sátiro, el aire sale y su espacio es ocupado por el vino hasta el segundo nivel (ef), de manera que ¡el vino desaparece ante nuestros ojos!

Podemos conseguir que el sátiro nos devuelva el vino sustraído. Tapando el agujero b, llenamos por completo el sátiro de vino, inclinando el recipiente hasta que se vea el vino por el agujero a, que taparemos inmediatamente con cera. Ahora el sátiro está lleno de vino y el vaso vacío pero podemos conseguir que nos lo de a beber si quitamos uno de los tapones de cera, ya que al entrar el aire el vino se desplazará a la otra cavidad, la del vaso.

Se trata de un divertimento infantil que pone en evidencia los conocimientos científicos que los  ceramistas dominaban ya en el siglo VI a C. y con el que iniciamos diciembre el mes de las fiestas más espectaculares del calendario romano: las fiestas de la Bona Dea, las Saturnales,...



Salutem plurimam!

2 comentaris:

pompilo ha dit...

Χαίρε, ὦ Ἀμπάρω. La letra koppa la puedes escribir fácilmente en Unicode, te la pego aquí para que la copipegues en su sitio: ϙολόδονος εἰμί.

Bonito artículo. Χαίρε.

Amparo Moreno ha dit...

Gracias Jose! Ya está arreglado :)

Saludos