dilluns, 30 de novembre de 2015

Tipos de collares romanos



Entre los adornos colocados alrededor del cuello o collares en época romana se distinguía entre monile, propio de las mujeres, torques,  símbolo de victoria y valor entre los soldados, y collare, llevado por los perros y esclavos.

Nonio Marcello define collare del siguiente modo:

Collare, est vinculi genus quo collum adstringitur,

Collar es un tipo de cadena con el que se aprieta el cuello


Por lo tanto nuestra palabra collar procede etimológicamente de éstos últimos collares ..¡¡de perros y esclavos!!. Afortunadamente solo la palabra pues el objeto es muy distinto. Vamos a ver seguidamente cómo eran ambos. 

Los collares de perro los podemos ver en algunos mosaicos, frescos e incluso en los calcos pompeyanos. Son  tiras de cuero con unos botones salientes metálicos, o con cascabeles o bien con clavos llamado melium tal como nos describe Varrón De re rustica, II, 7  15 : Para que las fieras no les dañen se les pone un collar que se llama carlanca, y que consiste en un ancho cinto de cuero, bien provisto de clavos, que se les coloca alrededor del cuello, cuidando que las cabezas de los clavos vayan por la parte de adentro y las puntas hacia afuera, y, para que no se hagan daño con la dureza del hierro se guarnece la parte interior con una piel blanda. Con esto si un lobo o cualquier otra fiera intenta morderles, al hacerse daño con los clavos ya no se acerca más a los perros tanto si llevan collar como si no llevan.


 Otros collares tenían una placa metálica con el nombre del dueño y su domicilio como esta que pertenecía al perro que cuidaba del jardín de Quintus Clodius Hermogenianus Olybrius que fue prefecto de la ciudad en el año 388.




Escrita por ambas caras con el siguiente mensaje:
I. Delante:Clodii Hermogeniani v(iri) c(larissimi) ex praefecto urbis de hortu ipsius sum





        II. Detrás:
De hortu  Olybrius v(iri) c(larissimi)praefecti praetori sumNoli me tenerenon tibi expediet.

Texto e imágenes del Recuil d'antiquités du comte Caylus





Aunque es muy semejante a los de los esclavos que veremos ahora, se distingue de ellos porque dice "no me cojas, no te conviene". Para saber más sobre los perros en las villas romanas, mirad en este enlace.
Los esclavos que se habían escapado eran señalados con collares de esclavo que tenían una inscripción en ellos mismos o en una placa en la que figuraba el nombre del amo y su domicilio. A veces se ofrece como recompensa un solidus 
cum manicis catulo collareique, ut fugitivum,deportem.
que lo lleve con esposas, con cadenas y con collar como a un fugitivo
Lucilio en sus Sátiras, XXIX (100)









Fugi tene me / cum revoc/veris me d(omino) m(eo) / Zonino accipis / solidum
He escapado, cógeme. Cuando me devuelvas a mi amo Zonino recibirás un sólido









Tene me quia fug/i et revoca me ad domin/u(m) meu(m) v(irum) c(larissimum) Cet(h)egu(m) i macellu(m) / Libiani(!) regi/one tertia


Cógeme porque he escapado y devuelme a mi amo Cethego, hombre ilustrisimo, junto al mercado de Libianus, en la región III





Esta costumbre sustituye a la  de marcar a los esclavos fugitivos al rojo vivo después de que el emperador Constantino lo prohibiera. Para saber más sobre cómo marcaban a los esclavos y sus collares, leed el artículo de Salvador Muñoz en la Revista Saguntina de 2006.
Salutem plurimam

diumenge, 15 de novembre de 2015

El collar maldito de Harmonía





Mosaicos de la Villa La Malena en Azuara (Zaragoza)

Este mosaico representa la boda de Cadmo y Harmonía, acompañados por dioses: Júpiter, en el centro con cetro y corona que bendice la unión, Mercurio con su caduceo, Afrodita, Poseidón entregando la novia al esposo, Atenea con su casco y su lanza y los esposos. Los dioses regalaron a los novios varios presentes, Neptuno los dones del mar, Hermes un cetro, Apolo un arco, Hefesto una corona de piedras preciosas, Hera un trono y Afrodita un collar. Éste había sido obra de Hefesto quien lo fabricó para su esposa como regalo por el nacimiento de su hijo, pero al ver al pequeño Cupido su amor se trasformó en resentimiento y creó un collar maldito que llevaría la desgracia al que lo poseyera.

Era la artística obra de Hefesto, que él fabricó para la señora de Chipre, para obsequiárselo cuando nazca el arquero del Amor. En efecto, el esposo de pesadas rodillas esperaba muy seguro que Citerea diera a luz un hijo cojo semejante a su padre por los pies. Pero en vano imaginó. Y entonces, al ver a su hijo con las piernas bien formadas, radiante, con alas semejantes a las del hijo de Maya(...)


¿Cómo era ese collar? Nono de Panópolis en su obra Dionisíacas, canto V, nos lo describe con gran riqueza de detalles. Tenía forma de anfisbena, víbora de dos cabezas que puede caminar en los dos sentidos y un águila con abundantes piedras preciosas y elementos decorativos.
Fabricó un collar artísticamente trabajado con la forma de una serpiente de cuerpo sinuoso sobre cuyo lomo brillaban estrellas:(...) se enrolla estirando su plegable lomo y curvando sus dos gargantas hasta cerrarse en círculo. (...) . E, interpuesta entre las bocas, allí donde el collar tiene su principio y su fin, hay un águila de oro que está cortando el aire, parada en medio de las dos cabezas de la serpiente; y en las alturas ella se exhibe con el cuádruple adorno de sus cuatro alas: por un ala se extiende un jaspe rojizo; en otra hay una piedra de Luna totalmente blanca (...) . Una tercera posee una perla luminosa en donde resplandecen las blancas olas del radiante Mar Rojo. Y en el medio de la otra hay un adorno encendido; es el fluido brillo que escupe un agate indio fino y trasparente.



Brazalete griego en forma de anfisbena

Y cuando las cabezas de cada extremo se juntan una con otra, (...) encierran con ambas mandíbulas el águila que queda así abrazada de un lado y de otro. Unos rubíes sobre sus ojos arrojan un brillo natural que torna radiante su rostro, dado que ellos no dejan de irradiar un vivo resplandor semejante a una ardiente lámpara encendida. En la ostentación de sus multiformes piedras semejaba a un mar; una piedra verde de glauca esmeralda recibía el cristal y se unía a ella, semejante a la espuma (...). Y en ese mar habían sido trabajados muchos adornos: todo tipo de especies que habitan los estanques y se nutren de la mar resplandecían allí con brillo de oro y simulaban estar brincando. Y un húmedo viajero, el delfín que rasguña las aguas, danzaba junto a otros mostrando la mitad de su cuerpo y meneaba su cola con ilusorio movimiento. Y también había una ronda de pájaros multicolores de los cuales parecía oirse el ventoso ruido de sus alas revoloteantes. 
Tal fue el presente que Citerea obsequió a su hija*** de oro y piedras preciosas suspendido sobre el cuello de la esposa. 


Este maléfico regalo desempeña un importante papel en las leyendas tebanas y deja un rastro de muerte y desgracias por donde pasa. Vamos a recordar el espeluznante recorrido del collar hasta su desaparición:

Polinices entregando el collar a Erifile
Enócoe ático. 450 a C
De Harmonía el collar llegó a manos de Yocasta, madre y esposa de Edipo, quien lo entregó a su hijo Polinices quien con intención de vencer a su hermano Eteocles lo regaló a Euriale esposa de Anfiarao para que atacara Tebas.

La lucha fratricida les lleva a la muerte de ambos por lo que recibe el trono su tío Creonte que prohíbe que sean enterrados pero Antígona desobedece y mueren ella y su hermana Ismene, así como Hemón.

Por su parte Anfiarao como era adivino sabía que moriría en la lucha de Tebas y pidió a sus hijos que mataran a su madre Euríale. Este crimen lo realiza Alcmeón que perseguido por las Furias enloquece hasta llegar junto al rey Fegeo que lo purifica. Se casa con su hija Arsínoe a quien regala el collar. Al poco tiempo la abandona y le solicita que se lo devuelva diciendo que lo va a entregar al oráculo de Delfos como presente, cuando en realidad lo quería para regalárselo a su nueva esposa, Callírroe. Fegeo se entera del engaño y ordena la muerte de Alcmeón, pero Arsínoe que le había creído al ver cómo lo matan, maldice a su padre y hermanos con la muerte inminente. Para evitar este desenlace su padre la encierra en un arca.

Los hijos de Callírroe vengan la muerte de Alcmeón matando a Fegeo y a sus hijos y se hacen con el collar que depositan en Delfos para acabar con la maldición. Sin embargo continuó sembrando la muerte pues fue robado por Failo para su amante, esposa del rey Ariston de Esparta, quien lo disfrutó durante un tiempo hasta que su hijo al descubrir a los amantes se volvió loco y quemó la casa y todas sus riquezas, logrando así conjurar la maldición al hacer desaparecer el collar. 

¡¡Menos mal que desapareció!! 
Salutem plurimam!
































dilluns, 2 de novembre de 2015

Feriae Romanae en las XIII Jornadas de Cultura Clásica


El sábado por la tarde colaboramos en las XIII Jornadas de Cultura Clásica celebradas en Sagunto con la realización del taller FERIAE ROMANAE.

Con este taller pretendíamos conocer la evolución de las fiestas romanas desde la monarquía hasta nuestros días, observando bien la pervivencia de muchas de las fiestas paganas en nuestras tradiciones actuales. La exposición se desarrolló siguiendo los ciclos festivos más importantes: agricultura y fertilidad, guerra y paz, vida y muerte, y tiempo.

Dentro de cada ciclo destacamos algunas fiestas romanas por su peculiaridad o por su presencia en las nuestras. Así hablamos de las fiestas de Anna Perenna, Kalendas Ianuarias, Saturnalia, Sigillaria, Lupercalia, feriae sementivae, fiestas de los salios, el caballo de octubre, la Pax Augusta, Parentalia, Feralia y Caristia, y alguna más...

Aprovechando que era la tarde del 31 de octubre recreamos las Lemuria y expulsamos a los espíritus de nuestra domus gracias a la colaboración de dos patres familiarum que siguiendo el ritual conjuraron el peligro de los manes. 





















Terminamos tal como pedía el emperador Augusto que participara el pueblo en las fiestas 

feriatus et coronatus!!







Plurimas gratias omnibus!!


diumenge, 18 d’octubre de 2015

AGENDAE ET KALENDARIVM

Retomamos en blog por San Lucas, Per Sant Lluc, cuya fiesta marcaba el principio del curso universitario en la Valencia del siglo XVI presentando los materiales que para este curso 2015-2o16 y el año próximo 2016 hemos elaborado en colaboración de la SAGUNTINA DOMUS BAEBIA.

Se trata de dos agendas escolares y un calendario que nos informan de las festividades griegas y romanas de cada mes, así como la notación de los calendarios en Grecia y Roma. Su descripción más detallada es la siguiente


AGENDA GRECOLATINA

La agenda MMXV-VI recoge en un único formato tanto el calendario romano como el griego en sus días, meses y festividades. En esta ocasión el tema que ilustra la portada es un fragmento de los Fasti Praenestini del siglo I d. C.que se encuentra en el Museo Nazionale Romano, Palazzo Massimo alle Terme en Roma.

Las explicaciones están en castellano y valenciano.
Los apartados son:

1. Un primer bloque de datos personales, horario, calendario del 2015-2016 e información sobre la notación del calendario romano y griego clásicos.

PERSONALIA
HORARIVM
CALENDARIVM MMXV-MXXVI
KALENDARIVM PERPETVVM ROMANVM
KALENDARIVM GRAECVM

2. El segundo apartado es la agenda AGENDA MMXV-VI, dividida por evaluaciones:

PRIMA AESTIMATIO (september, october et december).
SECVNDA AESTIMATIO (ianuarius, februarius et martius).
TERTIA AESTIMATIO (aprilis, maius et iunius).
FERIAE AESTIVAE (iulius et augustus).

Al principio de cada una de las evaluaciones hay un pequeño planning y espacio reservado a anotaciones para organizar ese período de tiempo.





3. Después unas fichas  en griego y latín para uso de la clase que se pueden fotocopiar para entregar a los alumnos.


SCHEDULAE AD VSVM SCHOLAREM:
Τὸ γραμμάτιον εἰς τὴν διδασκαλικὴν χρείαν:

SCHEDVLA ALVMNI/τὸ γραμμάτιον τοῦ μαθητοῦ
PERSONALIA/Προσωπικά
MATERIAE/ Μαθήματα
HORARIVM/ Ὡράριον
PROBATIONES/ Ἐξετάσεις

Son la ficha del alumno y los apartados de agenda: datos personales, horario, asignaturas, calendario de exámenes.

4. Finalmente

ADNOTATIONES
TELEPHONA

Las características físicas de la agenda son:
-150 páginas + cubierta.
-Tamaño cerrado: A5 (148x210 mm.) abierto A4
-Interior: Tintas 1+1 (blanco y negro a dos caras) Papel offset blanco 80 gr.
-Portada: Tintas 4+1 (Color dos caras) Papel estucado 300 gr.
-Encuadernación: Espiral (plástico hielo cubierta y trasera)
    

Precio 7 euros (más gastos de envío)

AGENDA GRIEGO- VALENCIANO

La agenda MMXV-VI recoge  el calendario griego- valencià en sus días, meses y festividades.

 En esta ocasión el tema que ilustra la portada es un fresco de Akrotiri- Thera (Santorini) 1.640 a.C.

Los apartados son:


τὸ γραμμάτιον τοῦ μαθητοῦ
Προσωπικά
 Μαθήματα
 Ὡράριον
 Ἐξετάσεις


Calendario con los días y las fiestas.
Explicación del calendario griego.
Anotaciones y teléfonos. 

Las características físicas de la agenda son:
-150 páginas + cubierta.
-Tamaño cerrado: A5 (148x210 mm.) abierto A4
-Interior: Tintas 1+1 (blanco y negro a dos caras) Papel offset blanco 80 gr.
-Portada: Tintas 4+1 (Color dos caras) Papel estucado 300 gr.
-Encuadernación: Espiral (plástico hielo cubierta y trasera negra)

Precio 7 euros (más gastos de envío)


 KALENDARIVM MMXVI



El Kalendarium MMXVI es un homenaje a todos aquellos compañeros y amigos que durante estos últimos años han respaldado todos los proyectos de la Saguntina Domus Baebia y, en particular, la aventura anual de la puesta en escena de las Pompae realizadas durante la semana de los Ludi Saguntini. 

Desde el 2009 cada año se ha llevado a cabo una procesión dedicada a diferentes fiestas religiosas o eventos de la vida cotidiana.
Así pues, comenzamos nuestra andadura con la celebración de las Megalesia, pasando por las Vinalia, Cerealia y Fordicidia, Supplicatio, Pompa Musarum, Precatio y Floralia. Un amplio recorrido por los rituales sagrados y religiosos del mundo romano.

En el calendario Pompae Saguntinae cada mes está dedicado a una festividad o a un acontecimiento relacionado con el día a día de los antiguos romanos. Para comprender mejor el evento festivo hemos tomado como hilo conductor al poeta Ovidio que en su Fasti describe la mayoría de las fiestas.

Estas Pompae no hubieran cobrado vida sin esos compañeros y amigos que, con su ilusión y sonrisas, se han prestado voluntariamente a participar en ellas aportando su granito de arena para que fueran perfectas. Pero no todos han estado en primera línea, hay algunos que han permanecido tras el telón, controlando la megafonía, la música, las entradas y salidas de los protagonistas, las fotos, etc cuya labor ha sido primordial para el éxito de estas procesiones.
Las fotos del presente calendario son una cesión de diferentes amigos: Federic Aznar, Ximo Martínez, Sergi V. Oliver y Ana Ovando.

Precio 5 euros (más gastos de envío)

Si estás interesado en alguno de estos materiales, cumplimenta este formulario y nos pondremos en contacto contigo.


Salutem plurimam


dissabte, 18 de juliol de 2015

diumenge, 21 de juny de 2015

Inaures virorum, pendientes de hombres en Roma

Fresco pompeyano de sátiro y ménade. Museo Nápoles
Según Plinio en Naturalis Historia XI, 50  los hombres en oriente llevaban pendientes como las mujeres. Así hablando de las orejas dice:

En  ninguna otra parte del cuerpo gastan más las mujeres, en forma de pendientes de perlas. Por cierto, en Oriente también para los hombres se considera un honor llevar oro en ese lugar.

De hecho en época clásica llevar pendientes era  una manera de distinguir a un oriental tanto en Grecia como en Roma. Sabemos que los utilizaban:

  • Lidios, según Jenofonte, Anábasis III, 1
Ese no tiene nada de beocio ni de griego; yo mismo he visto que tiene las dos orejas perforadas al estilo de Lidia

  • Persas, Diodoro Sículo V, 45
No solo las mujeres, sino también los hombres llevan adornos de oro, como collares, brazaletes y pendientes, a la manera de los Persas.



Detalle del Mosaico de Issos. Persa con pendientes en las orejas



-Babilonios, Juvenal I, 104



¿Por qué iba a sentir miedo o apuros  de exigir mi vez aunque haya nacido a orillas del Eúfrates, cosa que demostrarían estos ventanales abiertos en lo blando de mi oreja por más que yo lo negara?

- Libios, Macrobio Saturnalia VIII, 3, 7


Octavio, que parecía noble por nacimiento dijo a Cicerón, que se encontraba recitando: "No oigo lo que dices". Aquel le respondió:" Claro pues solías tener las orejas bien perforadas". Dijo esto porque se decía que Octavio era natural de Libia, donde es costumbre perforarse la oreja.

- y Cartagineses, Plauto , Poenulus, V, 2, 21, dice que se reconocen a los cartagineses


Porque van con anillos en las orejas

¿Qué significado tenía llevar pendientes?. Los pendientes en los hombres podían ser un:


Símbolo de estatus social: En Egipto y Asia los pendientes los llevaban los hombres de alto nivel social, los miembros de la familias reales, faraones egipcios, los sátrapas persas, los grandes sacerdotes de la diosa Cibeles. 



Arriano, Anábasis de Alejandro Magno VI dice que en la tumba del rey Ciro habia pendientes:



Sobre él había una túnica y otros vestidos de factura babilonia, unos calzones medos, y, según Aristóbulo, había también vestidos teñidos de color de jacinto, unos color de púrpura, otros de otros colores, collares, espadas persas, pendientes de piedras preciosas engastadas en oro; hasta una mesa había allí, en cuyo centro estaba el sarcófago que contenía el cuerpo de Ciro.



En Grecia, parece que era también una señal de nobleza de los jóvenes. Según san Isidoro en el  siglo VII (Etym., XIX, 31, 10), las niñas llevan pendientes en ambas orejas pero lo niños sólo en la derecha

Harum usus in Graecia: puellae utraque aure, pueri tantum modo dextra gerebant.

En el mismo sentido se expresa Apuleyo en  De dogmate Platonis I, IV



auri tantum, quantum puer nobilitatis insigne in auricula gestavit.

y una cantidad de oro equivalente a la que lleva un joven de la nobleza en su orejita

También Platón tenía pendientes tal como nos cuenta Diógenes Laercio en  Testamento de  Platon I, 3 
y también, tres minas en especie, un vaso de plata que pesa ciento sesenta y cinco dracmas, una copa de plata que pesa sesenta y cinco, un anillo y unos pendientes de oro de peso de cuatro dracmas y ocho óbolos


O bien señal de esclavitud, así  aparece en la Biblia, en Éxodo, 21, 5-6

Pero si el esclavo no acepta su libertad porque ama a su mujer, a sus hijos, y a su amo, entonces el amo lo llevará ante Dios, lo arrimará a la puerta o al marco de la puerta y le atravesará la oreja con un punzón. así será esclavo suyo para siempre.


 A pesar de ello, fue una moda que se mantuvo en algunos momentos y vemos en el siglo III que el propio emperador Alejandro Severo, Historia Augusta, Lampride, 41,  que tenía joyas afirmó que no eran adecuadas para los hombres de manera que

vendió todas las piedras preciosas que tenía y el oro de la venta lo ingresó en el tesoro público, diciendo que los hombres no debían hacer uso de ellas...


Posteriormente ya en el siglo V es san Agustín (Epistulae, CCXLV, 2) quien lamenta la costumbre de algunos hombres de llevar un pendiente en la parte superior de la oreja,

Exsecranda autem superstitio ligaturarum, in quibus etiam inaures virorum in summis ex una parte auriculis suspensae deputantur, non ad placendum hominibus, sed ad serviendum daemonibus adhibetur.

Sin embargo de manera general en  Roma el hecho de llevar pendiente era propio de extranjeros y esclavos. Por este motivo y dado que era una marca de ser extranjero, esclavo o liberto, era habitual que los hombres intentaran borrar esa señal de su cuerpo. Celso nos da las explicaciones de cómo podía hacerse De Medicina, VII, cap. 8

Si alguien se avergüenza de tener las orejas perforadas, basta con pasar rápidamente en la abertura una aguja caliente para ulcerar ligeramente los bordes; Se consigue lo mismo con la ayuda de un ungüento caústico, se limpia inmediatamente la herida y a continuación llenar el vacío con una cicatriz. Si se trata de una gran abertura, como se observa en los que llevan aros muy pesados, es necesario completar la división del lóbulo de la oreja, rebajar con instrumental adecuado los bordes superiores de la división, poner la sutura y emplear aglutinantes.



Salutem plurimam

diumenge, 7 de juny de 2015

Inaures feminarum, pendientes de mujeres en Roma

Los pendientes en latín son inaures, palabra que san Isidoro explica en sus Etimologías 

Llamados así por los agujeros de los lóbulos de las orejas, de las que cuelgan los preciosos ramos de las perlas


Etimológicamente Ernout- Meillet nos señala que se trata de una palabra compuesta de la preposición in, en,  y el sustantivo auris,  oreja, y de ahí su significado es decir, lo que está en la oreja, y remite al término griego  ἐνώτιον.

La moda de perforar las orejas para llevar un anillo de metal llega de Oriente, donde llevan pendientes tanto hombres como mujeres  según Plinio en Historia natural XI, 50 . El tema de los pendientes masculinos los trataremos en otro post).

La evolución en líneas generales de los pendientes sería:


1. En Oriente los pendientes eran al principio simples espirales que a veces terminaban con la cabeza de un león o de otro animal, posteriormente se les añaden colgantes que imitan objetos naturales, cestas, pájaros, alcanzando una gran complejidad como se puede apreciar en las joyas de Troya.

Sophia Schliemann con el tesoro de Príamo
2. Hacia el siglo V a C. bajo la influencia del arte helénico los pendientes vuelven a unas menores dimensiones con pequeños colgantes.

3. En época helenística y greco-romana  se vuelve a las formas complejas con cadenitas y colgantes con motivos pintorescos de todo tipo, pájaros, amorcillos, animales,... 

4. En época romana adquieren gran importancia las piedras preciosas y las perlas como elemento principal de los pendientes

5. En el bajo imperio romano, las joyas son de espectacular riqueza tanto por las piedras preciosas que contienen como por  su tamaño y longitud de colgantes.


Vamos a centrarnos en los pendientes en época romana que como ya hemos dicho tienen como característica destacada el uso de perlas y piedras preciosas, principalmente esmeraldas y amatistas. A las matronas romanas les gustaba llevarlas por sus cualidades simbólicas, las perlas para aumentar la felicidad, la esmeralda para mejorar la fertilidad y las amatistas para evitar la embriaguez.


Formados por un aro y un apéndice que se llamaba stalagmium por su forma de colgante alargado con piedra o perla semejante a una gota. Era muy frecuente de manera que se usa el término stalagmia, como equivalente a pendientes, inaures.

Festo , sub voce, stalagmium: 
Ex aure ejus stalagmium domi habeo. 

Tengo en casa el pendiente de su oreja


Y Plauto en su comedia Los Gemelos III, 3, 18
— Ay, Menecmo mío de mi alma, anda, encárgame unos pendientes de cuatro dracmas de peso, unos colgantes de bolitas, que me alegre yo de verte cuando vengas a nuestra casa. 


La perla, margarita, se vuelve imprescindible en los pendientes y se convierte en símbolo de riqueza, Horacio Epodos VIII, 13




Sé feliz, que triunfales estatuas 
encabecen tu cortejo fúnebre
y que no hay mujer casada que se pueda pasear
rebosante de perlas más hermosas

Además de margarita a las perlas que son especialmente redondas se las llama por metonimia baca, baya, "fruto redondo de cualquier árbol", o bien, unio, cebolla, perla de gran tamaño. Según Plinio, Naturalis Historia IX, 56 el nombre de uniones les viene de que no hay dos iguales, sino que cada una es única.

nulli duo reperiuntur indiscreti; unde nomen unionum romanae scilicet imposuere deliciae


Las uniones más impresionantes pertenecieron a Cleopatra, que según nos cuenta Plinio en Naturalis Historia IX 112, en una apuesta con Marco Antonio para demostrarle que podía consumir diez millones de sestercios en una cena consumió una perla en vinagre. La otra  fue cortada por la mitad para adornar a la Venus del Panteón.  A estas perlas semiesféricas con un lado plano se les llamaba tympana , Plinio op.cit IX, 55

Los elenchi, son los pendientes que llevan perlas en forma de pera o de alabastra, recipientes para perfumes. Se podían poner dos o tres en cada oreja y al chocar las perlas entre sí producían un sonido que les valió el nombre de crotalia y eran considerados como los lictores de las mujeres ricas pues el tintineo de las perlas anunciaba su presencia. Lictorem feminae in publico unionem esse. (Plinio, op.cit).


Homero al describir el arreglo de la diosa Juno Ilíada, XIV, 183 nos habla de unos pendientes a los que llama triglena

y colgó de las perforadas orejas unos pendientes de tres piedras preciosas grandes como ojos, espléndidas de gracioso brillo

Se consideran los mismos que en latín llamaban tribacca, es decir que están formados por tres perlas de gran tamaño unidas en una montura de oro o bien con tres colgantes.


Según Julio Pólux,en su Onomasticon existían muchos más tipos de pendientes. Algunos de ellos eran:


Callaica, según san Isidoro los grandes pendientes que llevan esmeraldas.

Botrydia, tienen como adorno pequeños granos de uva.

Hélices , aquellos pendientes en cuyo colgante hay un hilo de oro enrollado en espiral.



Bullae, por su semejanza a las burbujas de agua, por su forma y ligereza. Se han encontrado muchos en Pompeya de gran tamaño, semiesféricos hechos con una finísima lámina de oro.



















El peso de los pendientes era en ocasiones considerable de manera que el lóbulo de las orejas se alargaba.  Juvenal en Sátiras, VI, 459:


No hay nada que no se consienta la mujer a sí misma, nada considera indecente, cuando pone verdes gemas alrededor de su cuello y cuando cuelga de sus orejas estiradas enormes zarcillos.


Y lo mismo opina Séneca VII 9, 4 

Veo uniones de piedras preciosas, que ya no basta una para cada oreja; porque como las tienen ejercitadas a sufrir carga, juntan unas piedras con otras y después les sobreponen otras. ¿No bastaba que la mujeril locura hubiera rendido tanto los hombres, sin que llegaran a colgar de cada oreja dos o tres patrimonios?

De estos pesados pendientes de oro y piedras preciosos el precio era tan alto que hacía peligrar la fortuna de las familias. Así nos lo cuenta  Petronio en Satiticón, 67, dando una cruel solución para este problema




Escintila desata de su cuello una cazoleta de oro y saca dos pendientes que enseña a Fortunata.
-Gracias a la generosidad de mi marido, dice, ninguna los tiene más hermosos.
-Pardiez, dice Habinas (su marido), ¿no me has arruinado tú comprando esas fruslerías de vidrio? Ciertamente, si tengo una hija, haré que le corten las orejas. 



Salutem plurimam