diumenge, 18 març de 2012

Idus de marzo y Anna Perenna

Los idus de marzo, el 15 de ese mes  han pasado a la historia porque en ese día del año 44 a.C. fue asesinado Julio César. Para algunos autores la fecha no fue casual sino que tiene un valor simbólico importante pues según los  Fasti Vaticani, Antiates y Farnesiani se celebraba la fiesta de Anna Perenna junto al primer miliario de la via Flaminia
Via Flaminia ad lapidem primum (F. Vat).

La personalidad de la diosa es compleja y las fuentes literarias no son muy completas. La información más amplia nos la ofrece Ovidio en Fasti III, pero tampoco él puede identificar claramente a  Anna Perenna. Sin embargo nos da una imagen muy detallada de su fiesta

El día de los Idus es el festival del genio de Ana Perenna, no lejos de tus riberas, Tíber, advenedizo. Se reúne la plebe, y echándose por doquier en la hierba verde, se pone a beber, y cada cual se recuesta con su pareja. Algunos aguantan a cielo raso; unos pocos ponen tiendas; otros levantan una chabola de hojas y ramas; otra parte, así que han levantado cañas a manera de rígidas columnas, colocan encima las togas extendidas. Sin embargo entran en calor con el sol y el vino, y se desean tantos años como copas toman, y beben contándolas. Allí podrías encontrar al que se bebe los años de Néstor y la que se convierte en la Sibila con las copas que se toma. Allí también cantan lo que aprenden en el teatro y baten hábilmente las palmas siguiendo la letra; colocan un cráter en el suelo y ejecutan duras danzas, y una muchacha ataviada baila con el pelo suelto. Cuando viene de vuelta, van haciendo eses y son el espectáculo de la gente, y los grupos con los que se topan los llaman afortunados. No hace mucho me tropecé con una romería (me ha parecido digno de referir). Una vieja borracha llevaba a rastras a un viejo borracho.

Son varios los aspectos que Anna Perenna aúna en sí misma:

-Diosa del agua.Ovidio en Fasti 524 nos dice que Anna, hermana de Dido desaparece en un río 
Pareció que hablaba ella misma:“Soy ahora la ninfa del apacible Numicio; en este río perenne tengo mi refugio, y mi nombre será Ana Perenna"
Simbólicamente el río que significa su muerte propicia su renacimiento posterior, es un ciclo de muerte y regeneración periódica que representa el inicio de un nuevo año, el renacimiento de la primavera. Desde un punto de vista político la muerte de César marcaría el final y el comienzo de una nueva era que inicia Augusto. 

-Diosa del tiempo, Ovidio nos dice que es la Luna, o Temis, la madre de las Horas

Para algunos ella es la luna porque completa el año con los meses; otros creen que es Temis, y otros, que es la novilla de Ínaco.

Si nos fijamos en el calendario la fiesta se celebra en los idus de marzo que son el primer plenilunio del primer mes del año antiguo (el de Rómulo), por lo que nos da la visión de la luna en su apoteosis del año nuevo con lo que conlleva de renovación cíclica

Macrobio en Saturnales I, 12, 5 al hablar del mes de Marzo explicando los rituales de año nuevo nos aporta un dato importante:

Incluso en el mismo mes, tanto en público como en privado, se realiza un sacrificio a Anna Perenna, para que sea lícito pasar el año felizmente y durar perennemente.

Ut annare perennareque commode liceat

Tal como hemos visto en Ovidio se le pedía a la diosa, vivir tantos años como copas se bebían, de manera que querían igualar a Nestor (quien sobrevivió a tres generaciones)o a la Sibila (que vivió mil años), alcanzando el ideal representado por la pareja de ancianos bebidos que van en una romería/pompa.
Vino Shiraz cabernet 2009
Ellos simbolizan la eternidad que procura la diosa a través de la borrachera ritual que han alcanzado cada año con la han logrado una gran  longevidad, así pues  el vino sería la bebida mística que aporta la inmortalidad a los hombres, semejante a la ambrosía de los dioses.
La fiesta destaca sobre todo por la alegría desenfrenada, el júbilo, los cantos, bailes y las uniones sexuales. Este día la diosa lunar se muestra en su máximo esplendor y se le pide que facilite todo el año esta opulencia y la alegría.

-Diosa nutricia

Encontrarás, Ana, quienes te llamen la ninfa Azanida y digan que tú diste a Jupiter los primeros alimentos. También ha llegado a mis oidos la opinión que voy a relatar y que no dista de la creencia verdadera. La plebe antigua, cuando atin no te& la garantía de los tribunos, escapó y se instaló en la cima del Monte Sacro. Ya les faltaba también el alimento que habían llevado consigo y el trigo apropiado para las necesidades humanas.
De las Bovilas, un arrabal de la ciudad, era originaria una tal Ana, una vieja pobre, pero de grandes recursos. Con el pelo canoso ceñido por una mitra de poco peso, aderezaba tortas rústicas con sus manos temblonas, y de este modo, humeantes todavía, solía repartirlas entre el pueblo por la mañana, Tal abastecimiento resultaba grato a la gente. Cuando se hizo la paz en la ciudad, levantaron una estatua a Perenna por haberles ayudado  cuando estuvieron necesitados.


También se elevan los ruegos a Anna Perenna como diosa nutricia para que eternice su acción benéfica durante todo el año, que asegure el bienestar de la ciudad, representada en la narración de la anciana Anna de Bovilas que alimentaba  a la plebe durante la secesión al Monte Sacro con los pastelillos que ella realizaba

-Diosa de la fertilidad.

Para justificar las canciones indecentes que eran habituales en esta fiesta Ovidio nos cuenta la burla que Anna hace del dios Marte que pretendía a la diosa Minerva y se ve engañado por una anciana Anna que se hace pasar por una joven novia.

Ahora me queda por decir por qué  las muchachas cantan canciones obscenas; pues efectivamente se reúnen y cantan determinadas chocarrerías. 
Hacía poco que la habían declarado diosa. Gradivo se llegó a Ana y, llamándola aparte, tuvo con ella el siguiente coloquio: “Se te venera durante mi mes; he unido mi estación contigo; tengo grandes esperanza en el servicio que puedes hacerme. Portador da armas como soy, me abraso absorto en el amor de Minerva, portadora de armas, y desde largo tiempo alimento esta herida. Haz que ella y yo, dioses de funciones parejas, podamos unirnos.  Esta misión te cuadra bien a ti, amable vieja”. Esto dijo. Ella engañó al dios con una promesa vana y con sospechosas tardanzas daba largas a su necia esperanza. Ante la insistencia del dios, le dijo: «He realizado tu encargo; ella ha sido conquistada y al fin ha respondido a tus ruegos». El enamorado lo creyó y preparó la alcoba. A ella acudió Ana, como la novia que iba a casarse, con la cara cubierta. Al ir a darle un beso, Marte vio de pronto a Ana: ya la vergüenza de haber sido engañado, ya la rabia, le entró al dios.  La nueva diosa se rió del enamorado de su querida Minerva, y ninguna otra cosa fue más agradable a Venus que ésta. A partir de entonces se cantan chanzas antiguas y palabras obscenas y produce regocijo que Ana hubiese engañado a un gran dios.


Seguramente con fines apotropaicos eran habituales las expresiones obscenas asociadas a las ceremonias nupciales y a las ceremonias  de triunfo. También en esta fiesta las jóvenes virgenes cantaban canciones de este estilo. Sabemos que reciben la denominación de nupta verba las palabras que una joven no debía pronunciar, por lo que en esta fiesta se producía la violación de un tabú para aumentar el poder del ritual, el poder mágico de las obscenidades aumentaba por el hecho de ser dichas por jóvenes vírgenes, que no debían decirlas. Del mismo modo en los cortejos nupciales, Festo indica que eran los niños pueri, los puros, quienes decían las frases obscenas a la recién casada.


Nupta uerba dicebantur ab antiquis quae uirginem dicere non licebat, ut Plautus in Discolo (71) : Virgo sum; nondum didici nupta uerba dicere (Fest, p. 174 L).
La iniciación de la doncella incluía la revelación de las relaciones sexuales y las palabras relacionadas, que las no iniciadas aún desconocían.


Se ha pretendido ver en Anna la diosa protectora de las mujeres en su primera menstruación, a partir del verso de Marcial, IV,  LXIV, 16-17

y el fructífero bosque sagrado de Anna Perenna, que disfruta con sangre virginal


Et quod uirgineo cruore gaudet
Annae pomiferum nemus Perennae
Sin embargo parece que no es la  primera sangre menstrual sino que se trataría  más bien  de las primeras relaciones sexuales.
En un ambiente de alegría desenfrenada, bebida abundante, baile y música, canciones obscenas, no es de extrañar que algunas jóvenes perdieran su virginidad en el bosque de la diosa. Por magia simpática las uniones carnales despertarían la fecundidad de la propia tierra.

Evolución en el culto a ANNA PERENNA

Además su culto fue modificándose con el tiempo. Se pueden establecer diferentes fases, justificadas con pruebas arqueológicas halladas  fundamentalmente en la fuente de Anna Perenna descubierta  en 1999 en la plaza Euclide, en el distrito de Parioli de Roma y estudiadas por Marina Piranomonte.

  • Época augústea: Nos encontraríamos con la fiesta de primavera y de renovación anual de gran alegría que nos describe Ovidio. La costumbre de lanzar como señal de devoción monedas o diferentes objetos en los santuarios o lugares de culto en honor de la ninfa o diosa protectora del lugar está atestiguada también en esta fuente desde la época de Augusto hasta Teodosio.


  • Siglo II d. C. Además de lo anterior, debieron celebrarse certámenes o competiciones, cuyos vencedores dedicaban aras  a la diosa en agradecimiento.

Se han hallado tres inscripciones a las ninfas consagradas a Anna Perenna NIMPHIS SACRATIS ANNAE PERENNAE 
En dos de ellas se mencionan a las mismas personas, Suetonius Germanus y su esposa Licinia, que vencedores por segunda vez prometieron a Anna Perenna dedicarle un ara, lo que hacen el del 5 de abril de año 156 d.C.

Nymphis sacratis
Svetonius Germanus cum
Licinia coniuge
Annae Perennae votum
quod susceperant si se victo-
res statuerent aram mar-
moream se posituros, denuo
victores facti, votum me-
riti solvimus
Ded(icata) non(is) Apr(ilis), Silvano et Augurino co(n)s(ulibus).



Suetonius Germanus /nymphis sacratis/ Annae Perennae d(ono) d(edit).

La tercera es la dedicada por un liberto a las ninfas de Anna Perenna por la victoria de su patrón Caius Acilius Eutyches, se trata de una inscripción en versos senarios yámbicos.


Votum  sacratis quondam / Nymphis feceram,/ boni patroni meritis ob victoriam/ C(ai) Acili Eutychetis reddimus/et esse sanctas confitemnur versibus /aramque  gratis dedicamus fontibus/ Eutychides lib(ertus)


 No se sabe con exactitud a que tipo de competición se refieren o bien a beber más copas de vino que los demás participantes o bien a vencer en canto, baile, poesía, …

  •  Siglo IV d. C., Destaca la ofrenda de monedas y miniaturas votivas relacionadas con rituales de magia como un caccabus, un caldero de cobre, y 69 lucernas, la mayoría nuevas que han sido datadas por sus motivos decorativos desde el siglo IV al VI. En el interior de 22 de ellas se han encontrado defixiones, láminas de plomo enrolladas con mensajes de maldición grabados y 14 recipientes de plomo, sellados, que además de las inscripciones contienen figuras antropomórficas hechas de materia orgánica e introducidas cabeza abajo.





 Para conocer el interesante trabajo de la arqueóloga Marina Piranomonte sobre la Fuente de Anna Perenna y su relación con la magia negra os dejo dos enlaces, el primero en italiano con imágenes en blanco y negro, y el segundo en inglés y con imágenes a color.


Y tal como nos dice Ovidio que sea lícito pasar el año felizmente y durar perennemente.


Ut annare perennareque commode liceat!

2 comentaris:

Apicius ha dit...

Como siempre un escrito didáctico muy interesante, aunque me ha descolocado un poco, al principio, al tratarse de historia romana.
"Vivir tantos años como copas se bebían, de manera que querían igualar a Nestor", si ya digo, el alcohol es un conservante de la edad.
Saludos

Amparo Moreno ha dit...

Gracias por su comentario Apicius. Desde luego que tenían una buena manera de iniciar el año los antiguos romanos...
Saludos