diumenge, 3 de desembre de 2017

La oreja sede de la memoria


Anillo romano
Hay unos curiosos ónices tallados con una mano que pellizca el lóbulo de una oreja bajo la leyenda escrita en griego "Recuerda", "Recuérdame". La razón de esto es porque los antiguos creían que en esta zona del cuerpo residía la memoria.

Plinio nos dice en su obra Naturalis Historia:  Est in aure ima memoriae locus, es decir en el lóbulo de la oreja está la sede de la memoria. Por esa razón, aurem vellere,  tocar el lóbulo auricular  de uno mismo o el de otra persona llegó a ser un gesto que expresaba la necesidad de recordar o hacer recordar algo importante. 

De este gesto encontramos variados testimonios en la literatura clásica como por ejemplo:
-en la Appendix Virgiliana, Copa 38: 

Mors aurem vellens "vivite" ait "venio" 

La muerte tocándome la oreja me dijo "disfruta de la vida", "ya voy".

-Séneca, De Beneficiis V, 7,6 

dicere solemus : Sine, loquar mecum ' et ' Ego mihi aurem pervellam.' 
 Solemos decir "déjame hablar conmigo mismo" y " yo me estiraré la oreja"
 Anillo romano



-Amiano Marcelino,22, 3, 12, 

aurem, quod dicitur, vellens monensque

como se suele decir tocándole la oreja y recondándole



Más anillos como éstos podemos ver en este enlace




Este gesto se realizaba en un contexto muy especial relacionado con los juicios. Se halla en la antestatio, es decir, en la citación de alguien como testigo en un juicio pues se tocaba el lóbulo de la oreja de quien debía testificar y se le decía algo como 

memento quod tu mihi testis eris
recuerda que serás mi testigo

Lo encontramos atestiguado en Plauto y Horacio. 

-Plauto, El persa, 747-748 

DOR, Nonne antestaris? SAT. Tuan ego causa, carnufex,/ cuiquam mortali libero auris atteram,/ qui hic commercaris civis homines liberos?
Dórdalo: ¿No tomas testigos? Sagaristón: ¡Bribón! ¿Voy yo a estirar la oreja de cualquier hombre libre por causa tuya que te dedicas al comercio de ciudadanos libres?

-Horacio, Sátiras I, 9,:

 "licet antestari?" ego vero oppono auriculam, Rapit in ius...
¿Quieres servirme de testigo? yo le presento  la oreja. Arrastra al juicio...



Quizá de este gesto romano venga la costumbre de estirar de las orejas a los que cumplen años en sus aniversarios para recordarles el paso del tiempo y el número de años que han disfrutado ya. De manera que simbólicamente muy pronto 
estiraremos las orejas de este blog que nació el día 6 diciembre del 2006 y cumple once años ya!!

Feliciter Hortus Hesperidum!!






.

diumenge, 5 de novembre de 2017

El hilo revelador de la virginidad

En el epilio de Catulo sobre las bodas de Tetis y Peleo, Carmen 64 leemos 




Corred, husos, corred guiando los hilos. Vamos, pues, unid los amores que el alma desea. Reciba el consorte a la diosa en fecunda unión, sea dada la esposa al ya desde hace tiempo anhelante marido. Corred, husos, corred guiando los hilos. La nodriza, visitándola al nacer el día, no podrá rodear su cuello con el hilo de la víspera. Corred, husos, corred guiando los hilos.


Esta expresión La nodriza, visitándola al nacer el día, no podrá rodear su cuello con el hilo de la víspera, responde a una tradición popular que aseguraba que tras la pérdida de la virginidad o la unión fecunda el cuello de la mujer se hacía más grueso. 

Del hilo como elemento revelador lo encontramos otros testimonios literarios tardíos. 

  • La Égloga II de Nemesiano (siglo III d. C) nos habla de dos pastores, Idas y Alcón,  que están enamorados de la joven Dónace, quien les corresponde pero sus padres la encierran porque sospechan que ha quedado embarazada. Ellos quedan desolados y en sus cantos expresan su triste situación.
En la égloga de Nemesiano II, 10 ss

Donacen duri clausere parentes, / quod non tam tenui filo de voce sonaret
Pero después que a Dónace la encerrarron sus estrictos padres, porque su voz no sonaba con rasgos suaves y era motivo de preocupación su sonido grave, el cuello abultado, el tímido rubor que aparecía con frecuencia y las venas hinchadas, entonces en verdad se disponen a aliviar con cantos y con dulces lamentos los ardientes sofocos de sus inflamados pechos; ambos en edad y en el canto iguales, y no desiguales en belleza, ambos con las mejillas suaves, ambos sin cortar el cabello. Y bajo un plátano, estos consuelos de sus afligidas cuitas alternan, Idas con las cañas y con los versos Alcón.
  • En el el epitalamio Laurentii et Mariae en la Antología Latina 742, 71 s.
nullum sit capiti, quo crinis conitur, aurum, / nec collo maneant nisi quae sunt levia fila
que no siga en su cabeza el oro que adorna su pelo, ni queden en su cuello más que los hilos más lisos

Dado que uno de los fines del matrimonio era tener hijos era importante que se consumara la unión de los esposos y se demostrara la virginidad de la recién casada

¿Cómo se tomaba esa medida con un hilo?

Paladio Fusco en su comentario al Camen 64 de Catulo nos dice respecto a la expresión hesterno...filo, el hilo de la víspera.

Veteres, quoties scire volebant, utrum puella virgo esset necne, ei filum ab angulo oris per verticem ad alterum angulum deducebant; postea idem filum complicatum collum eiusdem puellae circumdabant; ergo si nutrix non poterit collum Thetidis hesterno filo circumdare, id procul dubio indicabit Thetidem a viro suo compressam amississe virginitatem.

Los antiguos, cada vez que querían saber si una niña era virgen o no, le ponían un hilo desde la comisura de un lado de la boca hasta el otro lado. Después rodeaban con ese mismo hilo el cuello de la joven. Luego si la nodriza no ha podido rodear el cuello de Tetis con el hilo de la víspera, eso indica sin duda que Tetis ha perdido la virginidad.



Esta creencia llegó hasta el siglo XIX pues en el libro Diccionario de ciencias médicas por los más célebres profesores europeos del año 1822 seguimos constatando el uso del hilo con esa función:

Severino Pineau tiene como cierto signo de virginidad, el que un hilo extendido desde la punta de la nariz hasta las suturas sagital y lamboides, pueda después abarcar el cuello. Carlos Moritor asegura haber hecho más de mil veces este experimento y que jamás le ha engañado. Foderé y Sihol también tienen mucha confianza en semejante signo.


Salutem plurimam!




diumenge, 15 d’octubre de 2017

"No es lo mismo estar ocioso que no hacer nada". Jornada de un ciudadano romano

Las actividades de los romanos en su día a día eran muy diferentes según la clase social a la que pertenecían y el lugar en el que habitaban. Es evidente que el trabajo de los esclavos era ingente, pero no era lo mismo ser un esclavo de ciudad, que trabajar en el campo o en las explotaciones mineras, por ejemplo.  Del mismo modo para los grandes personajes de la sociedad, senadores y caballeros, la urbe era un lugar de gran actividad política y social, mientras que en las villae del campo el ritmo era más relajado y podían dedicarse al descanso y la lectura.

 Así nos lo cuentan Plinio, Horacio y Marcial

  • Plinio, Epistulae I, 9Jornada de un ciudadano importante

Cayo Plinio saluda a su querido Minucio Fundano.
Es asombroso de qué manera llevamos o parece que llevamos la cuenta de las actividades que realizamos día a día en la ciudad, (...) pues si le preguntas a alguien: “¿Qué has hecho hoy?” Te responderá: “He estado presente en la ceremonia de la toga viril, he asistido a unos esponsales o a unas nupcias; aquel me ha solicitado la firma en un testamento, aquel que lo acompañe en un juicio, aquel que le de un consejo”.
Todas estas ocupaciones son necesarias en el día que las has hecho; pero si juzgas que las has hecho todos los días, parecen vacias, mucho más cuando vives en el campo. Entonces, pues, acude este pensamiento: “¿Cuántos días he consumido en actividades inútiles?”
Es lo que me sucede cuando en mi villa Laurentina me dedico a leer, a escribir, o también a cuidar de mi cuerpo de cuyo cuidado se sostiene también el espíritu.
Por tanto tú también deja, cuando se te presente la primera ocasión ese estrépito, ese ir y venir y esos trabajos completamente vacíos y dedícate al estudio o al descanso. Pues es mejor como dijo nuestro Atilio de una manera erudita al mismo tiempo que chistosa, estar ocioso que no hacer nada. Adiós.


  • Horacio Sátira. VI, 111 ssVida de Horacio en Roma

Por estas y otras mil razones vivo más cómodo que tú, ¡oh ilustre senador ! Voy solo a donde se me antoja; pregunto el precio de las verduras y el pan; con frecuencia acudo a los cotilleos del Circo, y por la tarde voy al Foro y me detengo donde se echa la buenaventura; después me vuelvo a casa donde me espera un plato de puerros y garbanzos, y una torta de aceite y miel; me es servida la cena por tres esclavos; en un velador de mármol blanco tengo dos copas y un vaso (...) Luego me voy a dormir, sin preocuparme de tener que madrugar al día siguiente (...) Estoy acostado hasta la hora cuarta, pasada la cual, paseo sin rumbo fijo, leo o escribo lo que me place en momentos de reflexión; y unjo mi cuerpo con aceite de oliva, pero no del que hurta a las lámparas el repugnante Nata. Cuando me siento cansado, y el sol canicular me invita a tomarme un baño, abandono el campo de Marte y el juego del trigón. Después de un almuerzo frugal, aunque suficiente para no sentir mi estómago vacío el resto del día, me entretengo en mi retiro doméstico. Así es cómo pasan la vida los que están libres de la mísera tara de la ambición; y he aquí lo que me consuela: la convicción de que llevo una existencia más dulce que si mi padre, mi abuelo y mi tío hubieran sido cuestores.




  • Marcial, IV,8 , Jornada diaria

La primera y la segunda hora consumen a quienes se dedican a dar los buenos días, la tercera pone en movimiento a los abogados roncos, Roma prolonga las diversas ocupaciones hasta la quinta, la sexta es la del descanso de los fatigados, la séptima será el final de éste, la octava, hasta la novena, basta para los ejercicios con el cuerpo frotado con aceite, la novena exige romper con nuestro peso los lechos que se nos han preparado: la hora décima es, Eufemo, la de mis libritos, cuando tu cuidado dispone los manjares hechos con ambrosía y el buen César se recrea con el néctar celeste y sostiene una módica copa con su mano poderosa. Acepta entonces mis bromas:¿a quién le está permitido, Talía mía, dirigir sus pasos a nuestro Júpiter por la mañana?


Salutem plurimam

dijous, 13 d’abril de 2017

¡Un año más, una edición más, la XIX!

Los Ludi Saguntini 2017, en su XIX edición, han finalizado con éxito un año más.

Posiblemente la edición más multitudinaria de la historia de este evento ha reunido a más de 14.000 alumnos venidos de toda la Comunidad Valenciana y de otras Comunidades del territorio nacional, convirtiendo a Sagunt en ciudad de la romanización.

Durante cinco días, las calles de la ciudad han hervido con el bullicio de la gens classica mientras las plazas y los edificios del centro se convertían en escaparate de la cotidianidad grecorromana.


No solo los talleres, sino también los Spatia, que se estrenaban con pleno derecho después de superar la prueba el curso pasado, formaban parte de ese escaparate que ha dado cobijo a tantos estudiantes y profesores de Clásicas y de otras materias. Porque los Ludi Saguntini ya no son patrimonio único de los clásicos, se han convertido en patrimonio de todos.


Un taller nuevo, Antiqua Ornamenta, tuvo una gran acogida. Se ofreció por primera vez el jueves día 4 y su rodaje ha superado nuestras expectativas. Pero todo esto no sería un éxito si no fuese un éxito también la participación de tanta gente. Hay que dar las gracias a todos los voluntarios y monitores de los Spatia, a todos los voluntarios en los talleres, a los alumnos y profesores participantes, a la ciudad entera por volcarse con los Ludi, a los talleristas, a aquellos alumnos valientes que durante unas horas fueron los protagonistas impartiendo un Spatium y a aquellos otros que hicieron de ayudantes en los talleres, en especial a los alumnos del IES de Càrcer.

Multitudinaria fue también la participación en la pompa, que este año rememoraba las Robigalia, y la asistencia a la obra de Plauto, Miles Gloriosus, que cerró esta edición de los Ludi, en la que hubo espacio también para la entrega de los premios del Certamen Hermes y Compitalia. Vaya desde aquí nuestra enhorabuena a los ganadores y nuestra enhorabuena a todos los que cada año hacen posible el disfrute de este evento y su éxito.
                                                           
                         
           

!!!Ya estamos organizando la XX edición!!! 

OS ESPERAMOS EN ELLA

diumenge, 26 de març de 2017

La piedra que habla, la piedra de toque

Ovidio en Metamorfosis II nos cuenta la historia de Bato un pastor que fue testigo del robo de las vacas de Apolo por parte de Mercurio. Para asegurarse su silencio el dios le entregó un ternero y Bato le juró que no le delataría diciendo mientras señalaba una piedra: ¡Vete tranquilo! Esa piedra dirá antes tu robo.
'tutus eas! lapis iste prius tua furta loquetur,' 696

et lapidem ostendit.


Si embargo Mercurio dudó de la palabra de Bato y lo puso a prueba. Cambiando su aspecto el dios regresó y le preguntó si sabía algo de unas vacas robadas y le ofreció a cambio un manto y un buey que Bato aceptó contando todo. Por esta razón Mercurio, indignado lo transformó en duro pedernal, que se llama delator
in durum silicem, qui nunc quoque dicitur index, 706


Esta piedra se ha interpretado como la piedra de toque que pone en evidencia la pureza del oro al tocar su superficie.


Para reconocer la pureza del oro existe desde antiguo un sistema que no destruye la pieza a examen que consiste en la comparación visual de las marcas hechas sobre la piedra de toque de la pieza en cuestión y de otras cuya pureza ya nos sea conocida. La ley de la primera será igual a aquella que tenga una marca más semejante en la piedra.
Teofrastro la menciona en De lapidibus, y Plinio en Naturalis Historia, XXX, XLIII, llamándola coticula, heraclida o lidia
 Sobre el oro y la plata, se acompaña una piedra que se llama coticula. Anteriormente, según Teofrasto, sólo la había en el río Tmolo hoy se encuentra en todas partes. Que algunos la llaman la heraclida, otros Lidia. Se presenta en piezas de pequeño tamaño, que no exceden de cuatro pulgadas de largo y dos de ancho. El lado que recibió los rayos del sol es mejor que estaba en la tierra. Los expertos, cuando frotan con la piedra diestros en este arte, con el mineral  dicen pronto si este mineral contiene oro, plata o cobre, y con un escrúpulo de diferencia, y este maravilloso evento es infalible.

Conjunto de piedra de toque y ácidos

Este sistema era el usado por los joyeros a lo largo de la historia hasta que se añadió un procedimiento químico, el uso del ácido nítrico. Actualmente se frota la joya sobre la piedra, dejando una marca en ella. Sobre ésta se vierte una gota de ácido nítrico que no afecta al oro puro, pero hace que disminuya o desaparezca la huella si no lo es. El color de la huella que queda indica a proporción en la que está aleado.



Se puede hacer de dos formas
-sobre una misma marca se van poniendo gradualmente, gotas de ácido nítrico de diferente concentración, comenzando por la más baja (8, 12, 14, 18) hasta que desaparezca la huella. Si esto ocurre con el ácido de 18 es porque la pieza es de 14.



-se usan dos piezas, una de pureza desconocida y otra conocida, por ejemplo de 14 quilates. Hacemos las marcas de ambas piezas en la piedra de toque y vertemos sobre ellas el ácido. Si las dos tienen el mismo cambio en su tonalidad es porque son de la misma pureza. 



La expresión la piedra de toque se usa para expresar aquello que nos permite conocer el valor preciso de una cosa. Son muchas las ocasiones en las que encontramos esta expresión, por ejemplo:



“La improvisación es la verdadera piedra de toque del ingenio.” 
Molière


“Los grandes espíritus se elevan más cuando se ven más caídos. Porque la desgracia es la piedra de toque de la grandeza del alma.” 
Conde de Romanones


"Si nunca has tenido un gran éxito, no sabes lo que vales; el éxito es la piedra de toque de los caracteres.” 
Amado Nervo

“Los críticos no sabrían distinguir y apreciar ni los diamantes brutos ni el oro en barras; en literatura no conocen sino lo que circula, las monedas; ellos son comerciantes, su crítica tiene balanzas, pesas, pero no tiene ni crisol ni piedra de toque.” 
Joseph Joubert




Salutem plurimam




diumenge, 5 de març de 2017

MATRONALIA


El primer día de marzo eran las “calendas de las mujeres” (kalendae feminarum). Se celebraba ese día la fiesta de las Matronalia, dedicadas a Juno Lucina, protectora de las parturientas, y de las mujeres casadas, en las que se conmemoraba la paz entre Romanos y Sabinos que se consiguió con la mediación de las mujeres sabinas (Plutarco,) que habían sido raptadas por Rómulo y los romanos el 21 de agosto. 

Era la fiesta grande de las mujeres casadas, matronae,  por lo que las matronas se arreglan para estar más bellas ese día


Sulpicia se ha puesto bonita para ti, poderoso Marte, en tus calendas:
para verla, si tienes juicio, baja tú mismo del cielo 
Tibulo III, 8, 

Conocemos los rituales a través de diferentes fuentes clásicas.

J W Godward
  • Gracias a Horacio tenemos un testimonio de las ofrendas: flores e incienso- Comenta que aun siendo un hombre soltero, que no celebra por lo tanto las matronalia, tiene ese día un aniversario y hace las mismas ofrendas, pero en su caso al dios Baco.
Te preguntarás admirado,
tú que conoces la literatura de una y otra lengua,
qué puedo hacer, soltero, en las calendas de marzo,
qué significan las flores, 
y el altar, rebosante de incienso, 
y la hoguera, colocada en el césped verde


También Ovidio Fasti, III habla de las flores como presentes de las mujeres para la diosa y la costumbre  de llevar puestas coronas de flores

(Marte dice) Mi madre ama a las mujeres casadas; y a mi viene a honrarme la muchedumbre de las madres... Llevadle flores a la diosa; es una divinidad a la que gustan las plantas floridas; ceñíos de tiernas flores la cabeza... 


  • Se hacían ruegos en alabanza a los maridos y por la continuidad del matrimonio. Ausonio nos dice que las mujeres celebraban ritos en alabanza a los maridos, pro laude virorum

y los ritos sagrados que las matronas veneran para rendir gloria a los hombres, cuando regresan los primeros días de Marte
Ausonio Feriis Romanis

Y sabemos por Acronius que los esposos hacian ruegos pro conservatione coniugii


kalendis martiis matronalia dicebantur eo quod mariti pro conservatione coniugii supplicabant et erat dies proprie festus matronis, 
Acronius, Comentarios a Horacio, Oda III

  • Se invocaba a la diosa Juno como protectora de las mujeres y de los partos

 (...) decid: "Tú Lucina, nos has dado la luz". Decid también "Escucha la súplica de las parturientas". Si alguna se encuentra en cinta, que eleve sus plegarias, después de soltarse el cabello, para que Juno Lucina le suelte también blandamente el fruto de sus entrañas. 

Ovidio Fasti, III

  • También se hacían regalos en las MatronaliaLos antiguos entendían esta costumbre como un paralelo de los regalos de las Saturnalia que eran para los hombres. Lo expresa claramente Suetonio, Vespasiano, XIX leemos: (Vespasiano) Hacía regalos de mesa a los hombres el día de las Saturnales, y a las mujeres el día de las calendas de marzo. La relación entre ambas costumbres era tal que Marcial decide no regalar  en las Matronalia a la amiga que no le ha regalado previamente en las Saturnalia.
A souvenir. J W. Godward

Libro V, LXXXIV: (Las fiestas se acaban y Gala no le ha regalado nada.....) se acercan ya vuestras Saturnales, las calendas de marzo. Entonces te devolveré Gala, lo que me has regalado.

Tradicionalmente los reciben las esposas de sus maridos o familiares y amigos. En época imperial era una obligación dar regalos a las mujeres en ese día. Por eso Tíbulo III, 1 nos habla de la ritual procesión de regalos

Las festivas calendas del romano Marte han llegado-
para nuestros antepasados éste fue el comienzo del año-
y ahora por todas partes corren en su ritual procesión,
por las calles de la ciudad y de las casas, los regalos

  • Y se celebraban banquetes en los que hay inversión social. Las matronas les preparaban cenas a los esclavos, como los amos lo hacían en las Saturnales: aquellas para invitar a principio de año a los esclavos a un diligente servicio en su trabajo, éstos como si liquidaran una deuda por el trabajo cumplido. Macrobio, Sat, I, XVII,7


Salutem plurimam






diumenge, 29 de gener de 2017

¡¡El reloj jamón funciona!!


Hace un tiempo, concretamente en octubre del año 2008 (tempus fugit!!) nos llamó poderosamente la atención un curioso reloj solar portátil con forma de jamón que se encontró en Portici, de modo que le dedicamos un post con la descripción detallada de su hallazgo y su uso.

Hoy vuelve a ser noticia porque el profesor Christopher Parslow de la universidad de Wesleyan ha logrado realizar una impresión en 3D lo que permite conocer con más claridad su funcionamiento.

Al reloj original le falta el gnomon, imprescindible para que funcione el reloj por lo que Parlosw lo añadió siguiendo el dibujo del siglo XVIII en que se describe por primera vez en el libro Antichitá di Ercolano  esposte (volumen III, prefacio).



Lo probó al aire libre dejándolo suspendido de manera que la sombra del gnomon cayera sobre la rejilla horaria grabada en el cuerpo del reloj…y funcionó!!!

En la imagen el reloj marca las nueve de la mañana



 Sin embargo debido a su pequeño tamaño y a que es un reloj de colgar, y por lo tanto inestable, no ofrece mucha exactitud. Es un reloj solar original que el profesor considera más un símbolo de status social que un instrumento de medida del tiempo en sí y lo compara con los sofisticados y caros relojes suizos de alto valor económico sirven más como ostentación de riqueza que como simples relojes.


En cuanto a la forma del reloj plantea que está relacionado con la filosofía epicúrea, y Kenneth Lapatin del museo J. Paul Getty dice que debe entenderse como una broma del estilo de “Disfruta la vida mientras la tienes porque vas a acabar como un jamón”

La fuente de la noticia es National Geographic que nos informa también de que éste y otros muchos relojes, calendarios, horóscopos y zodiacos se encuentran recogidos en una exposición Time and Cosmos in Greco-Roman Antiquity en el Institute for the Study of the Ancient Worldde Nueva York hasta el 23 de abril. Una buena razón para ir....


Salutem plurimam